miércoles, 10 de diciembre de 2014

MIENTRAS TE ESPERABA



El cielo se puso claro, las noches fueron monótonas, ya sabía que existías. Me asomé a la ventana - no estabas- y al salir a la calle tú no pasabas. Seguí andando. La esperanza me empujaba tan fuerte que dañó a mi paciencia, ya inerte.


Mientras te esperaba crucé aceras, calles y parques donde no estabas. Probé a volar como pájaro en celo y con tu rastro no daba. Caminé, nadie puede decir que no te busqué entre voces, miradas y olores que no provocabas.


Me perdí como amante desorientado, derramé calor efímero que no te llegaba. No lo parecía, aun así te esperaba. La tardanza de tu tren quería que te olvidara pero como es imposible olvidar sin conocer me aparté de la vía para facilitar tu llegada.


Fui colores, leí sitios, asalté barcos, coches y aviones donde no viajabas. De norte a sur, de este a oeste te busqué. Aprendí a cantar, a comer manzanas masticando sonidos que te nombraban cada vez que mis tripas sonaban. Intentando ser niño me hice mayor, con planes de hielo tan fuertes que se rompieron al menor golpe. 


Mientras te esperaba dejé de esperar, quemé rastrojos, quité ruedas y vi como aumenta el brillo desde la oscuridad. Crucé desiertos con sed y en los oasis me embriagué… sin esperarte te llamaba. Después el eco egoísta devoraba mi voz.


No te buscaba ni me cansaba de imaginar las palabras que podrían haber visto la luz del cielo de mi boca, las manos que abrirían las puertas de un mundo con pies descalzos y abrazos tan desnudos como los sueños pasajeros que te traían aquí, como debería haber sido de haberte conocido.


Ahora no estoy seguro de lo que te habría querido porque sin ti me enamoré de mi boli Bic.










martes, 4 de noviembre de 2014

lunes, 22 de septiembre de 2014

NOCHE ABIERTA



Se abre la noche y un rayo la ronda.
Nadie ve como se adentra.
Truenos retumban en su oído,
el eco se acompasa al goce
y sus movimientos son brisa de verano.


La luz teme iluminar tan bello momento.
Cierra las puertas y, en algún lugar,
esa noche muere electrizada.


sábado, 28 de junio de 2014

FEMÍNEO BESO



Dos melenas en la almohada
rodean al más femíneo beso,
una joya de carmín adornado
por el mismo pintalabios.

Dos gatas juguetonas ronronean
esta madrugada de embrujo
y se lamen a sorbos.
Cuatro ojos dilatados se miran
en el espejo del mismo rímel
sin pestañear.

Manos de seda que acarician
la misma tela
del telar de la pasión hispana,
piernas que abrazan
para no abrir fronteras
en la cordillera de los Montes de Venus
donde fluye su placer,
seísmo que eriza la seda más frágil
desgarrada por el eco de dos placas tectónicas
de la misma tierra
que aflora en forma de gemido
haciéndose el mundo en un abrazo.



(Ilustración: LaPatry Cruz)







miércoles, 18 de junio de 2014

NO QUISISTE CUMPLIR OCHENTA Y TRES



No quisiste cumplir ochenta y tres,
pensar en los ochenta y cuatro,
ochenta y cinco o los noventa era abrupto.
Callaste tu voz de madre primigenia
contra un acantilado de quebrantahuesos
y tu lejanía florece allí
desde que cerraste los ojos
para segar las espinas
arraigadas en tus entrañas
cuando él se fue.




miércoles, 4 de junio de 2014

VEINTICUATRO FLORES





 A Cristina.


Veinticuatro flores
un jardín de sonrisas,
horas de luz a mis ojos
que olvidan pestañear
cuando estás enfrente.





viernes, 9 de mayo de 2014

NOCHE DE VIERNES



Esta noche de viernes
la manta que cubre mi cama
será tierra que me recibe.

Sobre ella crecerán sueños de hierba  
y girasoles trastornados que sólo miran a la luna.
Sus raíces buscan la humedad de la bombilla.

A lo lejos se oye ruido.
El murmullo, que se ha olvidado de mí,
se mezcla con las ganas de ti que nunca tuve.



lunes, 21 de abril de 2014

CÁNTICO



Canta, canta, canta bailarina
y no bailes,
si sabes que de tu arte harán babas.

Canta, canta, canta caballito
y no corras,
si sabes que de tus patas harán comercio.

Canta, canta, canta paloma
y no vueles,
si sabes que de tu cuerpo harán carne.

Canta, canta, canta tú que sueñas
y no despiertes,
si sabes que la vida es sueño.

Cantad, cantad al viento,
al menos él recogerá vuestras palabras.





lunes, 3 de marzo de 2014

MÁS DE MIL VECES




Cada palabra pesa una tonelada
a mover con un sólo dedo
y el viento empuja de soslayo.


Mirar atrás no es ver,
por mucho que te aferres
el pasado es inalcanzable
y nos rechaza más de mil veces.






miércoles, 26 de febrero de 2014

TIGRES EN LAS MANOS




A LaPatry Cruz



Tigres saltan en tus manos,
son acariciados en el acuario  
donde juegan niños chicos
tras ser amamantados con ahínco
por una mujer barbuda harta de abandonos.

Miras hacia dentro con colores en tus palabras,
nanas en las mejillas y el aire de siempre que calienta
sea cual sea el invierno donde se vista el cielo.

Ahora que todos los pájaros de tu cabeza
han anidado en mis oídos
quiero verlos cantar el himno 
de la marinera que alza el ancla.









lunes, 17 de febrero de 2014

LA OTRA CARA




Los Reyes Magos – y los campechanos –
las promesas electorales
y los “te quiero” del infiel
se abrazan en la misma cara de la moneda
con lo que los profetas ponen en boca de sus dioses,
las posesiones del ladrón
y la firmeza de lo universal.


Todo es necesario a la sombra de los ojos abiertos 
porque para engrandecer la verdad nació la mentira. 



martes, 28 de enero de 2014

DESDE LEJOS




Desde lejos, desde donde los océanos sean charcos
quiero lanzarme hasta sumergirme en lo profundo
y emerger del mar empantanado,
caminar con mis pies de junco
dando pasos que resistan al viento,
atravesar mares y tempestades.

Desde lejos, desde encima de lo alto,
quiero ver mis problemas:
hormigas de acero que campan
sobre mi ánimo y excavan su guarida.
Un hormiguero de barro seco
se ahonda sobre una tersa y fina capa.
No es la más tersa ni fina,
las hormigas no son nada
si miro alrededor: 
bestias sanguinarias devoran conciencias,
losas de granito tapan bocas,
leones muerden sentimientos y conductas.
Las hormigas no son nada, no,
por mucho que excaven. 

Desde lejos, desde donde nace el aire que me mantiene,
quiero ver mis penas,
cómo de grande es la soledad,
manta de seda que me rodea
e impide ver en el suelo
pero no se aprecia tan arriba.

Desde lejos, desde el lugar donde se evaporan los sueños
quiero ver a quien espero
para soplarle huracanes
que le traigan a mi lado,
cerrar puertas, ventanas
y evitar las obviedades que traigan al óxido
que corroe los cimientos del muro
de los castillos que construyamos con amor y arena.