martes, 2 de agosto de 2016

Pobre eres, pueblo mío.




Pobre eres, pueblo mío,
porque no tiene plata tu plebe. 
Es tan pobre tu sierra
como tus desiertas calles de invierno
y por faltarte no tienes ni miseria
porque tú eres oro en los ojos,
un diamante en la memoria.


Pobre eres, pueblo mío,  
porque aún está presa tu gente
en las sombras de los siglos
con “el amo” en la boca.


Pobre eres, pueblo mío, 
porque pobre es tu tierra azotada
por el aire que dibuja tus colores
entre caricias de fuego y nieve.


Pobre eres, pueblecito mío,  
porque se escapan tus hijos
en busca de tu abrazo imposible
y construyen sus nidos al borde de tu olvido.


Pobre eres, pueblo mío,
porque no puedes limpiar el suelo
donde cae tu ácido sudor sin declarar.








4 comentarios:

  1. Poema precioso para éste tu pueblo. Un pueblo que unas veces dormita y otras sabe salir del pesado sueño del olvido gracias a personas que como tu siguen llevándolo en su corazón vayan donde vayan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pueblo se mantiene por personas como tú que trabajan con el alma. Gracias

      Eliminar
  2. Pesares de esta tierra mia,
    nuestra,
    Pasajes momtieleños
    adustos, quizá severos...
    que renacen cada primavera
    cuando nos viene el Sol sarraceno
    que acaba secándolo todo en verano.

    ¿es la Mancha una quimera?
    pasados gloriosos
    tierra manchada de rojo.
    De un presente, sin futuro?
    de un desierto humano
    siguen yéndose nuestros jóvenes

    Mas allá donde vayan
    llevaran una parte,consigo,
    dentro de ellos
    de esta tierra rapaz
    que echa a sus polluelos del nido.

    Me duele, nos duele, la tierra
    esta tierra, que es tuya y es mía.



    Gracias, caro amigo, por ser un oasis en el monte estepario.

    ResponderEliminar